LA PIEDRA SECA (2)

Por: José María Guarque Porcar

2. LA PIEDRA EN SECO

2.1. INTRODUCCIÓN

La definición más simple de roca, es la de un conjunto de minerales y/o fragmentos de otras rocas relacionados entre sí que forman parte de la litosfera terrestre. A. Castro (1989) las define como el resultado final de la evolución de sistemas físico-químicos, más o menos complejos, desarrollados como consecuencia directa de la actividad geológica exógena o endógena.

Cuadro de texto:    El Picayo una mole de caliza  En Fanzara cuando hablamos de piedras, realmente lo estamos haciendo de fragmentos de roca. La mayoría de las rocas están compuestas por varios minerales, aunque algunas están formadas por un solo mineral como la caliza, la cuarcita y el yeso. La mayor parte de las rocas son sólidas y más o menos duras.

En el proceso de arrebasar una finca para cultivarla se producía la retirada de  piedras de la superficie o de las que iban apareciendo, sin embargo hay que tener en cuenta que el tipo de piedra influirá en la calidad y en el tipo de construcción de piedra seca, muchas veces la piedra extraída servirá perfectamente sin retocarla, otras veces habrá que retocarla y otro elemento importante será si rompe bien, o no.

En esta segunda parte vamos a estudiar los tipos de piedra que podemos encontrar en las diferentes partes del término de Fanzara y su utilización, las herramientas u otros elementos que empleaban, el artífice de estas construcciones y por último la diferente tipología de estas construcciones.

 

 

 

2.2. LA PIEDRA EN FANZARA

La piedra es el elemento común en la naturaleza de Fanzara, sólo en algunos lugares se echa en falta, si recordamos lo que vimos al estudiar la orografía en la primera parte podemos decir que la litología se distribuye en planos horizontales, con alguna excepción.

En las zonas de mayor altitud encontramos la piedra calcárea, muy apropiada para las construcciones de piedra en seco tanto por su dureza como por su fractura, sólo en los lugares en donde ha desaparecido por la erosión afloran otro tipo de rocas. Podemos ver la caliza en los altos desde el término de Onda a Espadilla (Los Altos de la Masía, Loma de los Cuernos, La Muela, La Silleta, El Turio, La Loma de La Partida, llegando algunas estribaciones al río Mijares como, La Loma del Petillo que acaba en El Congost,  El Picayo, La Piedra de la Alcudia, La Piedra Roya, entre otras. En la margen izquierda del río ocurre igual, desde Las Contiendas, Las Esteñás, La Sierra, Los Cantalares, El Baldarán, y estribaciones que llegan tambíén al río como en El Pinar, La Peña del Bado y La Frontera de Playa. La altitud en donde podemos encontrar este tipo de roca calcárea va de los 705 metros de La Muela hasta los 200 metros del propio río Mijares.


Cuadro de texto:    La caliza es visible en todo el término  En las zonas donde la caliza ha desaparecido por la erosión, aparecen margas arcillosas y yesos, con un tipo de piedras de menor dureza y menos aptas para este tipo de aplicaciones, podemos encontrar este tipo de piedra en los lugares donde afloran las arcillas y yesos bajo los límites de caliza y hacia el valle del río Mijares, El Barranco del Arbolaje es la gran zona de arcillas que han quedado libres de la caliza.

La arenisca aflora en zonas intermitentes formando una línea imaginaria que cruza el término en dirección Oeste-Este; desde el norte de La Partida siguiendo por el este del Terrero Blanco hacia  Los Casales yfinalizando en El Chalabasar.

Un tipo de roca que encontramos en zonas más bajas son los conglomerados, desde prácticamente el nivel del río hasta unos 50-100 metros de altura, los podemos encontrar en lo que ya es el valle del Mijares, zona baja de La Partida, La Loma del Llano, Loma de la Huerta.

Por último encontramos los cantos rodados en las márgenes y zonas cercanas al río Mijares.

Las rocas que encontramos en Fanzara son sedimentarias formadas por materiales procedentes de otras rocas que por sedimentación se han acumulado y compactado debido a presiones formando nuevas rocas.

2.2.1. LA CALIZA

Las calizas son rocas sedimentarias constituidas mayoritariamente por carbonato de calcio, y cantidades variables de arcillas y otros elementos. Las calizas pueden tener su origen en la precipitación inorgánica de carbonato cálcico en medios acuosos o pueden ser de origen bioquímico. En cualquiera de los dos casos el sedimento fangoso sufre un proceso de compactación, cementación y deshidratación en el proceso denominado diagénesis, al final del cuál, el sedimento se ha transformado en roca.

La característica más destacada del paisaje calizo es el fenómeno del Karst. La morfología más frecuente en las calizas está constituida por cañones y páramos que aquí conocemos por muelas.
Cañones y barrancos como los del Turio, Los Gamellones o El Congos. Páramos: Zonas de cierta extensión sensiblemente horizontales y elevadas respecto de las circundantes, el ejemplo más claro es La Muela.


Cuadro de texto:    Lapiaz: en la superficie de la caliza en Los Gamellones

La caliza tiene una gran capacidad para resistir todo tipo de cargas además de fracturar generalmente bien, por ello es muy usada en la construcción para la elaboración de sillares, y fabricación de cemento y cal. En Fanzara vemos la pedrera que hay en el camino del cementerio de donde se extrajo toda la piedra para la Iglesia y para el Puente, se ve a simple vista que es una caliza de calidad y dura, también destacar La Pedrera antes de llegar a la fuente de La Presa con piedra caliza de peor calidad pero con vetas señaladas que facilitan la extracción. En las construcciones de piedra seca es la piedra por excelencia tanto por su calidad como su cantidad.

 

 

2.2.2. CONGLOMERADOS

Es una roca formada por fragmentos de más de 2 mm. de distintas rocas unidos por un cemento natural. Los intersticios entre los guijarros suelen rellenarse con arena o con materiales más finos. Las aguas que circulan a través de depósitos de grava pueden precipitar sílice, carbonato de calcio u óxidos de hierro que actúan como cemento para ligar las partículas entre sí y formar conglomerados. Un contenido de tipo arcilloso puede endurecerse por compactación y deshidratación y constituir un material de cementación.

Dentro de este grupo distinguimos dos tipos de rocas:
Conglomerados: También denominados pudingas. Son gravas de canto rodado cementadas, que indican un proceso de transporte más largo.
Brechas: Las gravas que las forman no son redondeadas sino angulosas, lo que indica que han tenido un transporte corto hasta su sedimentación y por lo tanto encontrarse cerca del origen de los sedimentos. Generalmente el transporte es muy rápido.


Cuadro de texto:    Conglomerados no muy cementados

En Fanzara se formaron por la erosión de la caliza de las zonas altas depositándose en abanicos hacia el río Mijares por ello encontramos los conglomerados alrededor del río, debido a que las distintas distancias recorridas por los fragmentos son cortas suelen ser de gran tamaño y poco erosionadas, aunque también encontramos lugares con fragmentos más pequeños, de igual manera encontramos conglomerados con diferentes niveles de cementados, Las Partidas, Loma del Llano, de La Huerta, zonas bajas de Los Llanos y de La LLeuja.

 

Los conglomerados tienen una labra difícil con fracturas no planas. Presentan zonas con distinta capacidad mecánica por tener grado de cementación variable o cantos de diferente naturaleza, sin embargo en Fanzara se utilizará mucho al ser una piedra abundante y encontrarse en zonas bajas aptas para el cultivo.

2.2.3. ARENISCA

Cuadro de texto:    Roca de arenisca subiendo a Los Casales

Son rocas, constituidas fundamentalmente por granos de cuarzo comprendidos entre 2 mm. y 1/16 mm. trabados por medio de una matriz también detrítica y/o por cementos de variada naturaleza; presentan valores de resistencia, compresión y flexión muy variables, desde las areniscas más deleznables, hasta las bien cementadas. Se reconocen fácilmente por su aspecto arenoso. Su tacto es áspero y recuerda al de la lija. Su color es muy variable en función de la naturaleza de los granos, del cemento y del ambiente sedimentario donde se originaron.

La arenisca es escasa y de mala calidad, está presente en los ribazos de Los Casales, la Costera de Ribesalbes y en el norte de La Partida.

2.2.4. ARCILLA

Las rocas arcillosas, conocidas con los nombres de piedra de barro, piedra de arcilla, esquisto y argilita, figuran entre las más abundantes de las rocas sedimentarias.


Cuadro de texto:    La piedra de arcilla asoma por el sedimento arcilloso

La característica física más importante de las arcillas es la finura de su grano. El orden de tamaño de las partículas arcillosas varía desde 0.005 mm. hasta dimensiones coloidales. Son rocas blandas, que se rallan con la uña, y plásticas, al poder absorber mucha agua.

En Fanzara no es una piedra muy abundante ya que la arcilla generalmente la encontramos como partículas libres, sin embargo pueden aparecer piedras entre las arcillas que soportan poca carga por lo que se utiliza poco en las construcciones de piedra en seco.

 

 

 

2.2.5. YESO

Roca blanda, poco resistente. Se ralla con la uña y a veces es exfoliable. Altamente soluble en agua. Las piedras yesosas son el algez o piedra de yeso que carece de consistencia, se aplasta por poca presión y se descompone con la humedad y con el aire.
Se utiliza para la fabricación de yeso como material de construcción. Por sus características de ser rápidamente soluble y escasa resistencia no es aconsejable su uso para la arquitectura de la piedra en seco, aunque en zonas en las que no existe otro tipo de piedra se ha utilizado para la construcción de ribazos. La zona más amplia en donde aflora el yeso es en El Aljezar.


2.2.6. CANTO RODADO

En el curso medio, de menor pendiente, el río sigue un trazado sinuoso, formando curvas denominadas meandros. Estos se van haciendo cada vez más pronunciados, ya que el agua se lanza contra la orilla cóncava del cauce, excavándola y tornándola abrupta, mientras que en la orilla convexa, por la menor velocidad, predomina el depósito de materiales.

El transporte fluvial se realiza de distinta forma según el tamaño de los materiales. Los cantos, las gravas y las arenas se desplazan por arrastre. En cambio, las partículas más finas, limos y arcillas, son transportadas por suspensión. Sólo estas partículas más finas llegan hasta la desembocadura. Durante el transporte, los materiales van rozando contra las paredes y el fondo, se van desgastando y puliendo hasta originar formas redondeadas, los llamados cantos rodados.

Cuadro de texto:    Piedra de yeso de la zona del Aljezar  Cuadro de texto:    Cantos rodados en el cauce del Río Mijares

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tienen la propiedad de no ser abrasivos lo que es un inconveniente añadido a las formas redondas de las piedras, que lleva a que sean piedras muy poco apropiadas para realizar construcciones de piedra en seco al tener que romperlas bastante para asentarlas correctamente.

En el curso del río Mijares tenemos ejemplos de zonas convexas donde se depositan las gravas y arenas como en El Molino Bota, La Huerta o Playa y zonas cóncavas abruptas como La Piedra del Vado, El Llano y El Congós. Los cantos rodados se depositan en la misma rambla, de variada litología como caliza o arenisca, siempre rocas de gran dureza y debido a la situación de Fanzara ya en la parte baja del curso medio son cantos muy erosionados y por tanto redondeados. Los agricultores los han utilizado, a pesar de ser poco apropiados, en las zonas próximas al río por su abundancia y proximidad.


2.3. UTENSILIOS Y HERRAMIENTAS EN EL TRABAJO DE LA PIEDRA


Las herramientas que se utilizaban en el trabajo de la piedra en seco podían ser variadas, dependiendo de lo que se iba a realizar, de todas formas pensemos en la época en que se realizaron las construcciones de piedra en seco y que los medios que tendrían a su alcance serían pocos y de mala calidad. Clasificaremos las herramientas dependiendo de su uso principal, aunque algunas podrían ser utilizadas para diversos trabajos.


2.3.1.EXTRACCIÓN DE LA PIEDRA


En la construcción de piedra seca, como vimos en la primera parte del trabajo, se utilizan piedras de peso y tamaño para que un solo hombre pueda manipularlas; es por lo tanto una técnica individual, aunque normalmente ha sido un trabajo de dos hombres, por ello las piedras tendrán que tener unas dimensiones acordes con la fuerza que tenían para transportarlas y emplazarlas en el lugar que se pretendía.

Una de las principales fuentes de abastecimiento de piedra era las que se conseguían al arrebasar un campo yermo, aunque muchas veces resultaba insuficiente por ser una zona con pocas piedras en el suelo y había que extraerlas de zonas colindantes. Sin embargo se seguía la ley del mínimo esfuerzo, primero se recogían las piedras sueltas, se rompían las grandes piedras o incluso se extraían de afloramientos de roca madre de la misma finca y como último recurso se abrían pequeñas canteras en zonas colindantes de la finca.


2.3.1.1. HERRAMIENTAS

BARRENA
Cuadro de texto:    Barrena de un solo corte

También conocida por: barrina o manuella.

Es una varilla de acero de sección circular, hexagonal u octogonal, en el extremo un doble bisel.

Se usaba para hacer agujeros en la piedra que servirían posteriormente para poner los barrenos.

Exitía la barrena de un solo corte, un extremo acababa en doble bisel y el otro extremo era plano por donde se golpeaba con un mallo, al tiempo que otra persona aguantaba verticalmente la barrena e iba dando pequeñas rotaciones.

La barrena de dos cortes, mucho más larga y acabada en doble bisel en ambos extremos, era usada por una sola persona levantándola y dejándola caer con fuerza y rotando la barrena. La longitud de las barrenas era en proporción a la longitud del agujero, sin embargo la barrena de dos cortes era más larga para que a la persona le fuese más cómodo el barrenar. El polvo que se producía dentro del agujero se extraía cada cierto tiempo con una caña.

 

Cuadro de texto:    Perpal  Cuadro de texto:    Barrena doble corte  Cuadro de texto:    Detalle del corte de una barrena

PERPAL
También conocida por alzaprima, alçaprem, palanca o parpal.

Barra de hierro rígida, larga y reforzada con un extremo de mayor sección y acabado en bisel que cogiéndola con las dos manos por el extremo más delgado se hacía palanca colocando el extremo biselado bajo la piedra que se pretendía mover o levantar. Con este método se podían mover o arrancar grandes piedras.


Cuadro de texto:    Pico
PERPALINA
También conocida por perpalet o palanqueta.
Era un perpal pequeño que se utilizaba con una sola mano para asentar piedras en los ribazos o paredes. La otra mano que quedaba libre es la que ponía la falca para que asentase bien la piedra.

PICO
Instrumento de hierro alargado y algo curvado en cuyo centro tiene un agujero en donde se encasta el mango, un extremo acabado en punta acerada y el otro en una hoja estrecha con corte acerado. Se usaba para cavar tierra muy dura, y mediante palanca arrancar piedras o cortar ramas y raíces.

 

TASCÓN
También conocido por cuña. Es una pieza de hierro de perfil circular o rectangular que forman un ángulo agudo en un extremo y el opuesto plano por donde se golpea el tascón con un mallo para clavarlo en las grietas y mediante la presión que ejerce romper la piedra.

Cuadro de texto:    Tascones de diferentes tamaños

FALCAS
También conocidas por calzos, falques, falquilla o cangalla. Son unas chapas de hierro o metal que se colocan entre el tascón y la piedra, para que el tascón roce con las falcas y no con la piedra y al mismo tiempo ejerza sin ningún problema la presión en la piedra para romperla.

 

 

 

2.3.1.2 METODOS DE EXTRACCIÓN

ZONAS DE CASCAJO Y LA PROPIA TIERRA
Es la forma más común y cómoda, se utilizaba la misma piedra que se encontraba en lo que sería el futuro bancal tanto en superficie, como la que se encontraba al rebajar el terreno. Si la piedra era escasa, se utilizaban los cascajares próximos en donde había gran cantidad de piedra de todos
los tamaños. Las herramientas que se utilizaban eran la jada estrecha y el perpal para las piedras que estaban bajo el terreno. Si la piedra era muy grande se podía romper con un mallo o ayudarse además con los tascones. Cuando se preveía construir posteriormente una caseta de piedra seca, se iban reservando las piedras más apropiadas.

EXPLOTACIÓN DE CANTERA
Las canteras constituyen los grandes yacimientos de piedras donde eran extraídas mediante el método a cielo abierto, en nuestro caso, más que canteras debemos hablar de zonas de roca madre que molestaban para el cultivo y había que extraerlas, con lo que se obtenía una doble finalidad: piedra para las construcciones y dejar el terreno limpio para cultivar.

Para extraer esta piedra los métodos utilizados dependían del tipo y el estado de la piedra, si estaba fragmentada o con grandes grietas se utilizaba el perpal o los tascones, si era más compacta se utilizaba el método de barrenar.

Como ejemplo de cantera podemos nombrar la que hay al final de la calle Vallat. Caliza de buena calidad, que se utilizo para la construcción de la Iglesia y más recientemente del puente, aún se observan las huellas de los bloques que se iban extrayendo.
1

 

 

 

 

 

 

 

Método de los tascones:
Consiste en introducir los tascones aprovechando las grietas de la roca a una distancia que depende de la dureza de la roca, para que al golpearlos con un mallo ejerzan una presión en la grieta de la piedra hasta partirla.


2
3

 

Método de Barrenos
Cuando había que hacer grandes rebajes en el terreno a arrebasar se solía emplear este método, de esta forma conseguíamos varios objetivos: Romper grandes piedras y al mismo tiempo mover el terreno para que fuese más fácil posteriormente quitar las piedras y la tierra sobrante para disminuir la pendiente del bancal.
Se realizaban agujeros cilíndricos mediante la barrena, una persona la sujetaba e iba dando pequeñas rotaciones a la barrena, mientras otra la golpeaba con un mallo, si era una barrena de doble boca era una persona que iba barrenando y rotando, de vez en cuando mediante una caña se extraía el polvo de la piedra. Una vez llegado a la profundidad necesaria se colocaba en el fondo el cartucho de dinamita (la botifarra), con la mecha. Se solía utilizar Pólvora Negra que no necesita detonador para hacer explosión. La mecha que se utilizaba era la que conocemos por mecha de barreno, es un cordón de algodón recubierto por alquitrán, que lleva en su interior pólvora negra y es bastante lenta, arde sobre 1 cm./seg. El agujero se acababa de rellenar con arcilla, trapos y un taco de madera.
Aún recuerdo que mi abuelo Ramón Porcar tenía un armario donde guardaba la pólvora para rellenar los cartuchos para cazar, las botifarras y el rollo de mecha de barreno.

2.3.2. TRASLADO DE LA PIEDRA

INTRODUCCIÓN
Cuando se arrebasaba un terreno, la piedra que salía se empleaba para los ribazos u otras construcciones, no sólo se tenía que transportar la piedra grande sino también el ripio y la tierra, si la distancia era corta era el propio hombre quien la transportaba en canastos o rodándola, pero cuando la distancia era mayor se empleaba para transportarla el macho.

CANASTO
Cesta grande, rígida, de no mucha profundidad, redonda, de boca ancha y con dos asas, generalmente trenzada de mimbre, debido a que el trenzado no queda totalmente cerrado se utiliza principalmente para transportar estiércol o ripio a mano.

CAPAZO
También conocido por espuerta o senalla.

Recipiente de esparto o palma, flexible, más ancho de boca que de fondo, tiene dos ansas. El capazo que era de pequeñas dimensiones se utilizaba para transportar tierra.


4
5

 

 

 

 

 

 

YUGO PARA ARRASTRAR PIEDRA
También conocido por corza, narria, estirassos, corsa o estirazo.
Era un armazón de madera de forma triangular sobre el que se clavaban unos traveseros para soportar las piedras, se usaba para arrastrar grandes piedras, utilizando las caballerías.

Generalmente se hacían de olmo al ser muy resistente al desgaste por rozadura, se solía aprovechar una bifurcación de dos ramas. En la rama delantera se clavaba una anilla o una herradura en donde se enganchaba el badall que acoplaba las dos cuerdas del tiro del macho al único gancho del yugo. El yugo tenía problemas de estabilidad por la poca base.

67

 

TRILLO PARA ARRASTRAR PIEDRA
También conocido por ginyola, esturraz o barrastro
Muchas veces para evitar el problema de vuelco que tenía el yugo se empleaba el trillo de arrastrar piedra que consistía en dos palos de olmo redondos, puestos en paralelo y mediante unos traveseros cruzados sujetaban la estructura y servían de base a las piedras para transportarlas. En la parte delantera los palos se rebajaban para que no se enganchasen con el terreno y en la parte superior se clavaban dos anillas o herraduras viejas de donde se enganchaban las cadenas del tiro de la caballería.

PEDRERA

También conocida por angarillas, bayarte, ballarte o portaderas

Si la distancia era grande y las piedras no pesaban mucho se utilizaban las pedreras, que eran una especie de cajones de madera que se colocaban a ambos lados del baste de la caballería para transportar piedra a lomos de ésta. La pedrera consistía en dos marcos de madera en forma de L, con madera en los laterales y en la parte que apoyaba sobre el baste. Ambas pedreras estaban unidas con dos cuerdas. Las maderas de la base estaban inclinadas hacia el interior para mantener las piedras, una cuerda en la parte exterior de los marcos evitaba que una vez cargadas las piedras cayesen al suelo.

8

9

 

 

PARIHUELA

10

Se conoce también como civera o andas. Que yo sepa no se ha utilizado en Fanzara.

Armazón de madera compuesto por dos palos paralelos unidos por unas tablas, formando una plataforma, en donde se colocaban las piedras y era llevada por dos personas cogiéndola por los extremos de los palos.

 

2.3.3. PREPARAR EL TERRENO

Tanto para la construcción de ribazos, casetas, pozos, etc se necesitaba limpiar el terreno antes de empezar, preparar la zona de inicio para que tuviese una buena base o para el acabado de la construcción.

JADA
También conocida por aixada o azada.
11Instrumento que consiste en una lámina o pala de hierro con un extremo cortante acerado y el opuesto de un anillo donde encaja y se sujeta el mango, formando con la pala un ángulo un tanto agudo. Sirve para cavar tierras roturadas o blandas, remover el estiércol, amasar la cal para el mortero, etc. Existen muchas variantes según la forma y tamaño.

AZADÓN
Instrumento que se distingue de la azada en que la pala, cuadrangular, es algo curva y más larga que ancha. Sirve para rozar y romper tierras duras, cortar raíces delgadas y otros usos análogos.

 

 

PARTES DE LA JADA
12

 

 

 

 


1 Recazo-Cazoleta
-: Extremo opuesto a la boca en forma de boca de martillo.
2 Ojo: Agujero por donde se coloca el mango.
3 Cuello: Parte más delgada que une el ojo y la hoja.
4 Nervio: Reborde central que recorre toda la hoja reforzándola.
5 Galta: Cada una de las dos mitades de la hoja que quedan a ambos lados del nervio.
6 Pico-Fogó: Los picos de la hoja en su extremo cortante.
7 Boca: Extremo cortante y acerado.


JADA ESTRECHA

Herramienta de hierro estrecha, reforzada y alargada en cuyo centro tenía el agujero donde se colocaba el mango, en un extremo una hoja estrecha acabada en un filo acerado y cortante, en el otro extremo, formando un ángulo de 90º, una pequeña hoja cortante. Se utilizaba para cavar zonas duras o con mucha piedra y para cortar raices.
13

LEGÓN
Herramienta con una hoja de hierro trapezoidal, un extremo acerado, cortante y algo curvado, en el otro nace soldado de la hoja un mango de hierro cilíndrico y hueco en donde se engasta el mango de madera. Servía para remover o cavar tierras sueltas muy trabajadas o de sauró.

LEGONA
Herramienta parecida al legón pero siendo la hoja de hierro cuadrangular y muy ancha sin tener un corte tan vivo en la boca. Se utilizaba para remover tierras sueltas, amontonarlas o desplazarlas.

 

 

 

1415

 

 

 

 

 

 

 

 

RASTRILLO
Instrumento compuesto de un mango largo y delgado cruzado en uno de sus extremos por un travesaño armado de púas a manera de dientes, y que sirve para recoger hierba, paja, broza, ripio etc.

PALA
Instrumento compuesto de una plancha de hierro, comúnmente de forma rectangular o redondeada, y un mango grueso, cilíndrico y más o menos largo, según los usos a que se destina. Existen dos tipos: la pala plana para trabajar con material más ligero y suelto y la pala de punta para materiales más pesados, más asentados al suelo o pedregosos.


1617

PISÓN
También conocido por matrás, es un instrumento pesado y grueso, de forma de cono truncado o cilíndrico, está provisto de un mango, y sirve para apretar tierra, piedras, etc.

RULO
Cilindro de piedra de gran tamaño que se utilizaba para apisonar la tierra, generalmente en las eras.

 

18

 

19

 

 

 

 

 

 

 

2.3.4. TRABAJAR LA PIEDRA

Para trabajar la piedra existen multitud de herramientas, unas para desbastar la piedra y otras para darle un acabado más fino, logicamente a nuestro constructor sólo le interesaba desbastar la piedra, sólo en alguna ocasión necesitaría hacer algún agujero en una piedra o algo especial. Como norma general la piedra la utilizaba tal como la encontraba y el único retoque sería para que asentase correctamente o hacerle la cara.

MALLO
También conocido por marrón, maza, mall o picassa.
Es un bloque de hierro de forma aproximada de paralepípedo con un agujero para colocar un mango de madera largo y delgado y con dos extremos planos: una herramienta de percusión de grandes dimensiones que se utilizaba con las dos manos para romper piedras o golpear los tascones. Se clasifican por el peso en kilos.

ALMADENA
Parecido al mallo, martillo grande con mango largo con un extremo plano y otro en punta o en bisel, servía para romper grandes piedras.


2021

MARTILLO
Herramienta de percusión usada con una mano para eliminar el exceso de piedra o hacer la cara. Existen los que son una pieza de hierro con un agujero en donde se encaja el mango y con los dos extremos iguales con caras planas y otro tipo con un extremo acabado en punta o en bisel.

MACETA
Martillo con cabeza de dos bocas iguales y mango corto, que usan los canteros para golpear el cincel o puntero o retocar piedras.

 

 

2223

 

 

 

 

 

 

 

 

ESCARPE
También conocido por escarpra, cincel, escarpa, escalpre o gardian.
Herramienta de hierro de sección rectangular con un extremo acerado en doble bisel y el otro extremo plano en donde se golpea con la maceta. Se utilizaba para trabajos más delicados como alisar una cara de la piedra

PUNTERO
También conocido por punzón o punter.
Instrumento de hierro acerado y alargado con una sección circular u octogonal. Un extremo acabado en punta y mediante la maceta se golpeaba el otro extremo plano, servía para hacer agujeros en la piedra. Si la piedra era muy
dura se utilizaba para labrar la piedra.

24

 

25


 

 

 

 

 

 

PLOMADA

Pieza de plomo o de otro metal que colgada de una cuerda sirve para señalar la línea vertical en una obra o construcción. Se podía utilizar una simple piedra para ver la plomada.

26

FALSA ESCUADRA
También llamada capserrat, es un instrumento con dos brazos o reglas, unidos por un extremo formando un ángulo que se puede abrir o cerrar a voluntad. Sirve para medir y trazar ángulos. Se utiliza para hacer los muros de bancal de aparejo poligonal.

CORDEL
También conocido por cordill, tendel o ginyola. Es una cuerda fuerte y delgada que se usa para marcar la línea a seguir en las construcciones de piedra en seco.

 

 

 

 

2.4. EL TRABAJADOR DE LA PIEDRA

Una de las decisiones que más me ha costado ha sido como llamar a la persona que realiza las construcciones de piedra en seco en Fanzara, debido a que: no era propiamente un oficio sino una dedicación a tiempo parcial y en épocas de poco trabajo en la agricultura, y por la poca calidad generalmente de las construcciones.
Durante la preparación de este trabajo he comprobado que se les ha llamado picapedrero, picapedrer, cantero, pedrero, trencador, pedrer, pedrapiquer, pedraire, paredador, losero, barraquer, margeter, ribero, barracaire,  ripiador, margener, margenador, bancalero, margen y mestres de paret seca, después de estudiar todos estos nombres, creo personalmente que sobre todo en Fanzara se les debe de llamar “arregladores de piedras”.

De todas formas, aunque no conocemos los nombres de estas personas que en el pasado realizaron todas estas construcciones, si que podemos hablar brevemente de algunas personas que han trabajado la piedra de forma más profesional en la historia de Fanzara.

Los primeros canteros que aparecen son los que construyen la Iglesia de Fanzara en el año 1630,  son los canteros Francisco Pager Marsol y Juan Copavia, en estas obras trabajan también Guinot Brocal, pedrapiquer y Marzal Copavia en el año 1638. Marzal Copavia será importante porque establecerá una familia de canteros  que además participarán activamente en la vida municipal, así Josepe Marzal trabaja el 1660 en la construcción del altar mayor de la Iglesia de Fanzara junto con el escultor Joan Melique que realizará el retablo de la Asunción. También su hermano Vicente Marzal aparece trabajando como picapedrero de Fanzara el 1668 en las obras de la torre de defensa del litoral del Grao de Castellón. También hemos encontrado datos sobre Francisco Bernad cantero de Fanzara en el año 1694.

27Sin embargo fuera de estos profesionales de la piedra, el arreglador era realmente un agricultor que en momentos determinados dejaba la faena agrícola para dedicarse a trabajar la piedra sobre todo en la construcción de ribazos al arrebasar un terreno perdido. Podía ser el propio dueño de la finca o muchas veces se contrataba a otra persona que tenía unos mayores conocimientos o una mayor práctica para realizar estos tipos de trabajos, pero siempre sin llegar a ser un profesional a tiempo completo. El arreglador de piedras solía ir acompañado de otra persona que le ayudaba a mover el terreno, acercar las piedras, ayudar a asentar las piedras más pesadas y sobre todo a poner el ripio; por ello se le conoce como ripiador. El arreglador de piedra es el que elegía la piedra, y si era necesario le hacía la cara, el asiento y la asentaba.

La habilidad del arreglador de piedra era el ser capaz de escoger la piedra precisa para el lugar preciso y dejar las demás piedras para posteriores posiciones. Otra habilidad era el saber romper la piedra por el sitio exacto y con la fuerza necesaria para que rompiese como había pensado.

El arreglador de piedra lo único que hacía era arreglar la piedra para conseguir una estabilidad con el propio peso de las piedras, una terminación correcta y lógicamente conseguir el fin para el que se había construido. La norma de asentar correctamente una piedra es colocarla sobre dos y que encima de ella descansen otras dos, además debe de estar bien asentada, de ahí la gran importancia en poner falcas de piedra que faciliten la inmovilidad.

La mejor piedra para poder trabajar son las losas o en forma de paralepípedo de caliza, sin embargo en el término no son fáciles de encontrar y predomina la piedra irregular y de peor calidad para poderla trabajar.

 

3. DIFERENTES ARQUITECTURAS DE LA PIEDRA EN SECO

El agricultor se ha visto obligado a limpiar el terreno baldío para poder sacarle un rendimiento agrícola, para ello después de limpiar la malea de la superficie acarreaba la piedra donde no le molestase para labrar o donde utilizarla posteriormente.
Esta piedra que le molestaba sería la que utilizaría consiguiendo dos objetivos: librarse de ella y realizar la o las construcciones de piedra seca que necesitara en cada momento.

Los diferentes tipos de construcción las podemos dividir según su uso o aplicación.


AGRICOLAS
Ribazos, paredes, rogles, montones de piedra y desaguadores.

COMUNICACIÓN
Caminos empedrados, entradores, rampas, puentes, paseras, escaleras y saltadores.

AGUA
Pozos, balsas, clots y clochas.

SERVICIOS O CONSTRUCCIONES INDUSTRIALES
Eras, hitas, saleras, amagadores, trincheras y parapetos, paredes de azagador, caleras y hornos de aljez.

28
29
REFUGIOS
Balmas, refugios y casetas.

OTRAS CONSTRUCCIONES
Casetas de vuelta de cañón, corrales y aljubs.

 

José Mª Guarque Porcar