LA PIEDRA SECA (1)

Por: José María Guarque Porcar


1. INTRODUCCIÓN

El patrimonio histórico y cultural es todo el legado de nuestros antepasados que, a través del tiempo, han ido depositando todo su saber generación tras generación, tanto en patrimonio de inmuebles, historia, tradiciones, agricultura, etc. Uno de estos patrimonios es el uso de la piedra seca en todas sus aplicaciones. Como iremos viendo posteriormente, esta piedra seca se encuentra continuamente a nuestro alrededor y simplemente basta fijarse para darse cuenta donde está y para que está.


1.1. DEFINICIÓN

La definición es muy sencilla: El uso de sólo piedra.

Cuando este uso de la piedra es más complejo, comenzamos de una forma u otra a hablar dearquitectura de la piedra en seco, que podemos definirla como: La técnica de utilizar únicamente piedras de diferentes tamaños y formas, consiguiendo mediante su ensamblado, la sabiduría del hombre y la gravedad de la Tierra, una estructura estable, perdurable en el tiempo y para la finalidad que se ha creado.

La técnica de la piedra en seco tiene una serie de características que la hacen un sistema muy particular:

• El uso de la piedra como único material constructivo sin ningún tipo de argamasa de unión, ni yeso, ni cal, ni cemento, ni arcilla, etc. Las piedras se sostienen por su propio peso.

• Están totalmente integradas en el entorno natural, el paisaje y las construcciones forman un todo, al que llamamos el paisaje humanizado.

• Es una arquitectura local, utiliza la piedra del entorno, que suele ser
muy abundante. Sólo en algunos
lugares deberá ser transportarda, lo que influirá en que existan menos
elementos de piedra en seco.

• Es una arquitectura pobre, sólo el
trabajo del hombre y la piedra, por
eso se utilizará en las zonas más
pobres como el secano, en las zonas de regadío donde el valor de la tierra es mayor, encontraremos
menos aplicaciones de piedra en
seco, éstas utilizarán además cal y
arena.

• Suele emplearse piedra poco
trabajada, como se encuentra en el
lugar y otras veces tallada
ligeramente.

Una piedra sostiene la posible tierra

• Utiliza piedras de tamaño y peso relativamente pequeños, generalmente un solo hombre es capaz de manejarlas.

• Lo anterior hace que sea una técnica constructiva individual, un hombre ayudándose de herramientas rudimentarias es capaz de realizar la construcción.

• Es una obra anónima, no suele quedar para la posterioridad el autor de la obra.

• Utiliza pocas herramientas, algunas para la extracción, transporte y trabajo de la piedra, pero serán la técnica y la habilidad del hombre la herramientas fundamentales.

• Es una necesidad, el origen de la utilización de la piedra como elemento constructivo coincide con nuevas necesidades del hombre, ya sean agrícolas, división de tierras, domesticación de animales, refugio, etc que junto con la depuración de la técnica harán que se puedan ir resolviendo todos los problemas aportando las soluciones correctas.

• Toma como espejo la naturaleza: una cueva, un muro que contiene la tierra arrastrada por la lluvia, una losa que contiene la erosión, etc. el hombre creará una solución a semejanza de lo que ha visto en la naturaleza.

1.2. ORIGEN

El origen de las construcciones de piedra en seco hay que buscarla en la antigüedad con dos premisas que irán paralelas al paso del tiempo: la necesidad y la técnica constructiva.

Seguramente la primera necesidad fue el refugiarse de las inclemencias del tiempo y la segundala defensa ante otros grupos.

La Revolución del Neolítico llevó al hombre recolector, cazador y nómada a ser un hombre agricultor, ganadero y sedentario. Esto le planteó nuevas necesidades algunas de las cuales las resolvió empleando la piedra en seco.

La práctica de la agricultura necesita una tierra fértil, sin piedra, sin pendientes excesivas para que el agua penetre en ella y no transporte la tierra. Esto hará que el hombre del Neolítico tenga que quitar las piedras superficiales y amontonarlas de forma que sostengan la tierra arrastrada por el agua de lluvia.

La propiedad de la tierra, con su valor añadido, hace que sea necesario delimitar los campos.

La ganadería hace necesaria la construcción de paredes para evitar que los animales puedan escaparse o ser atacados por otros.

El trabajo de la tierra hace que el hombre sea sedentario con lo que necesita la construcción de un abrigo para las propias personas y los productos agrícolas.

La propiedad de la tierra, el ganado, los productos agrícolas almacenados hace que otros grupos aspiren a poseerlos, de ahí parte la necesidad de defenderse y la construcción de fortificaciones.

Todas estas necesidades que hemos visto las irán solucionando con el uso de la piedra en seco, cada vez de una forma más perfecta a medida que va evolucionando la técnica.

El patrimonio que nos dejaron los Íberos es visible en la loma de La Partida conocido por el Pueblo Ibero en donde se ve perfectamente como resolvieron con la técnica de la piedra en seco la vivienda, la defensa, la construcción de las calles y el abancalamiento.

Torreón del Poblado Ibérico de la Partida, una construcción ciclópea


Los árabes, con la estancia en nuestras tierras durante nueve Siglos, fueron los que desarrollaron la técnica en cuanto a las soluciones agrícolas, el regadío hace que tengan que crear bancales de poca pendiente solucionándolo mediante ribazos, norias, casas, caminos etc. Los ejemplos más característicos que tenemos sin embargo es el uso de la piedra con argamasa de arena y cal, pero las soluciones aplicadas nos dan idea de que eran perfectos arquitectos de la piedra en seco.

Construcciones en El Castellet, Los Casales, La Alcudia, ribazos de la huerta y sobre todo el ejemplo espectacular de la Escaleta donde se solucionó de manera perfecta y perdurable en el tiempo el paso de la acequia para regar La Lleuja.

La Escaleta, una construcción árabe.


Con la expulsión de los moriscos en el año 1609 se produce un abandono de todo el sistema productivo. Con la repoblación de los cristianos, poco numerosa, existe un exceso de tierras para cultivar lo que llevará a que simplemente se recuperen y mantengan las mejores tierras.

Fanzara, tardará muchos años en alcanzar una población que suponga falta de terrenos para cultivar y una nueva presión sobre el medio para roturar nuevas tierras. Recordemos que el poblado de Los Casales y La Alcudia ya no se volvieron a habitar. A finales del Siglo XVII empieza a recuperarse la población, y se amplia la superficie cultivada con oliveras, garroferas, viña y trigo.

Un hecho va a producir un cambio radical en la superficie cultivada. El vino es una bebida fundamental para la dieta mediterránea. Sobre el año 1875 aparece la filoxera en Francia lo que lleva a la ruina la producción vitivinícola, esto hace que aumente la demanda y con ello el precio del vino, como consecuencia se produce un aumento de la producción de uva en España. Muchas tierras ya cultivadas se reconvierten en viñas y además se produce una gran roturación de nuevas zonas que antes sólo servían para pasto lo que conlleva trabajar la piedra en seco en toda su extensión. Es la gran época de Fanzara en donde se produce un gran aumento de la tierra cultivada.

Sin embargo esta prosperidad dura poco, a finales del S XIX la filoxera llega también a España y por extensión a Fanzara, en paralelo se va recuperando la viña en Francia con un nuevo tipo de cepas que resisten esta enfermedad. Esto lleva a la ruina a los agricultores que tienen que reconvertir el terreno en otro tipo de cultivo, se produce en esta época la gran plantación de garroferas lo que llevará en los años siguientes a ser Fanzara un gran productor de garrofas. Esta etapa de 1875 a 1900 es cuando se produce un aumento considerable de la tierra cultivada, sin embargo durante los primeros años del S XX, continuarán roturándose algunas tierras, lo poco que quedaba y de peor calidad es la época que “se planta un borde de garrofera con cuatro piedras y que se vaya criando, algún día hará un capazo de garrofas”.

Ribazos en un terreno imposible


Por todo lo visto anteriormente la técnica de la piedra en seco es la suma de todas las experiencias acumuladas durante muchos siglos y que en el presente podemos ver, estudiar, valorar y estimar.

1.3. OBJETIVOS

Como hemos visto el uso de la piedra en seco es para resolver una necesidad de una forma más o menos acertada. Así para crear nuevos terrenos cultivables, delimitar propiedades, poder desplazarse, refugiarse las personas y animales ante las inclemencias del tiempo, tener agua, etc. todas estas necesidades las resolverá como norma general de la forma más económica y fácil, con las piedras que tiene alrededor y las que obtenga al roturar los campos. Sin embargo además de todo lo anterior se consiguen dos nuevos objetivos muy importantes:

• Luchar contra la erosión
Con la construcción de ribazos se ejerce una lucha contra la erosión en un paisaje de grandes pendientes, poca tierra y grandes tormentas.

• Habitat y refugio de la flora y fauna
Las construcciones de piedra en seco se convierten en un habitat, a veces indispensable, para la flora y sobre todo para la fauna, así cierta vegetación es típica de los ribazos o tiene un buen ecosistema, líquenes y musgos en zonas de umbría, morella, hiedra, uva de pastor.

Pero es la fauna la que tiene un refugio o acude para obtener el alimento mediante la caza oel pasto. Ejemplos típicos que se refugian en estas piedras son los caracoles, caracolas,sargantanas, fardachos, culebras, sapos, ratones, conejos, erizos.

Líquenes y uva de pastor en un ribazo

Una caracola busca refugio en el ribazo


1.4. TERMINO DE FANZARA

El término de Fanzara se encuentra situado en las estribaciones del Sistema Ibérico con materiales calcáreos y cumbres que no superan los 700 metros, pero con una orografía accidentada debido a la erosión cárstica ayudada por la erosión causada por el río Mijares que atraviesa todo el término.

A rasgos generales encontramos margas, arcillas y algunos afloramientos de yeso del Triásico, estos materiales ocupan la margen derecha del Río Mijares, los podemos ver fácilmente en toda la trinchera de la carretera de Espadilla a Onda que se hacen visibles bajo la caliza. Desaparecida la caliza por la erosión, aparece la arcilla muy abundantemente en todo el barranco del Arbolaje y algunas afloraciones en la izquierda del Mijares, como en el Terrero Blanco.

Del Jurásico son todas las zonas más amplias y la que mejor representa al término de Fanzara. La caliza aparece en los Turios, las Muelas, Loma de los Cuernos hasta los términos de Onda, Sueras y Ayodar, otro lugar donde aparece es la parte Norte del término, las Contiendas y límites con Lucena.

Del Cretácico Superior encontramos rocas calcáreas y areniscas en una franja a la izquierda del Mijares que va desde el término de Vallat, por los Blancos, término d Ribesalbes, cruzando el río hasta el término de Onda.

Del Terciario y más concretamente del Neogeno aparecen calizas, calizas margosas y arcillas en la zona de las Balsas.

Del Cuaternario, la etapa más próxima a nosotros, encontramos conglomerados, arenas, gravas, cantos rodados, depósitos de limos, de arcillas y tierra calcárea en lo que es la zona baja del valle del Mijares.

Así, si nos damos una vuelta por el término, comprobamos la supremacía de la caliza y la aparición de otros materiales en lugares puntuales como son arcillas, conglomerados y yesos.

Su situación en la cuenca mediterránea conlleva un clima de lluvias estacionales y muchas veces torrenciales. De esta forma el tipo de terreno y la climatología son la causa de un término con grandes pendientes, un gran arrastre de tierras por la erosión del agua, una pérdida rápida del agua de lluvia, y como consecuencia pocas zonas con buena tierra cultivable y mucha piedra superficial. Todo ésto llevará a que el hombre haya tenido que intervenir constantemente para que se puedan cultivar, solo los sedimentos en alguna zona baja o en las zonas de aluvión del río Mijares son óptimas para el cultivo.

1.5. PASADO, PRESENTE Y FUTURO

EL PASADO

El siglo XIX junto a los primeros años del Siglo XX es la gran época del proceso deforestador y roturador de las tierras baldías, el incremento demográfico junto con las necesidades de madera como combustible y la alimentación, la desamortización y como hemos visto anteriormente el aumento de la demanda de vino. Como contrapartida, esto llevará a una profunda transformación del paisaje, pasando de uno natural a un paisaje humanizado donde la mano del hombre se ve en todos los lugares. Se ha de destacar que la crisis mencionada anteriormente de la filoxera en Fanzara, lleva como consecuencia una gran emigración a Barcelona a principios del S XX, todos recordamos abuelos o bisabuelos que tuvieron que emigrar, algunos continuaron en Barcelona y otros regresaron posteriormente a Fanzara por causa de la gripe conocida por La Cucaracha en el año 1918.

EL PRESENTE

La helada del año 1957 marca el declive de la agricultura en Fanzara, aunque ésta ya se había iniciado con la Guerra Civil, esta helada junto con la atracción industrial de Barcelona y de Onda será la segunda gran emigración de los habitantes de Fanzara con el consiguiente abandono de tierras cultivadas, proceso que iniciado en las tierras de secano y de las de menor rendimiento continúa actualmente en el regadío agravado por la enfermedad de la tristeza en los naranjeros y la nula comercialización de la naranja.

Así tenemos un término prácticamente abandonado, un paisaje agrícola marginal y una ocupación espontánea del bosque, sólo frenado por los constantes incendios que nos dejan ver ese fantástico paisaje humanizado. Este abandono lleva consigo un nulo mantenimiento de las construcciones de la piedra en seco y con ello su deterioro y destrucción, incluso en las pocas tierras que se siguen cultivando, debido a la mecanización de los trabajos agrícolas, lo costoso del mantenimiento de este tipo de construcciones y los nuevas pistas para poder acceder a las
fincas se cotinúa deteriorando este paisaje humanizado.

EL FUTURO DE LA PIEDRA EN SECO

El futuro no es nada prometedor, el rendimiento de la agricultura es cada vez menor con lo que continuará el abandono de más tierras actualmente cultivadas e incluso aún siendo cultivadas continúan deteriorándose las construcciones de piedra. El futuro es que consideremos este tipo de construcciones como un patrimonio cultural e intentemos conservar en lo posible aquellos elementos más representativos de las construcciones de piedra en seco. Debemos dejar de verlas como piedras amontonadas y las valoremos como parte de nuestro patrimonio y se les reconozca su papel social, técnico, normativo y cultural, todo esto tanto a nivel personal, colectivo, como institucional.

Caseta derruida en la Partida


1.6. LA PIEDRA SECA EN OTROS LUGARES

El uso de la piedra seca se conoce desde muy antiguo, pero es en el área mediterránea donde es más abundante, así Francia, Grecia, Italia, el Magreb son ejemplo de ello e incluso en otros países como Inglaterra existen este tipo de construcciones. En España su uso se extiende en todos los lugares, destacaremos Aragón, Cataluña, la Mancha y Andalucía, pero será en las Islas Baleares, Tarragona y las tres provincias de la Comunidad Valenciana donde se supera este tipo de patrimonio.

Pero sobre todo es en la comarca del Ports, provincia de Castellón, en donde este tipo de construcciones tanto por su cantidad y por su calidad constructiva destacan sobre el resto, nombrar las poblaciones de Villafranca y Vistabella.

1.7. LA LEGISLACIÓN

Ante el futuro panorama que se presenta a las construcciones de piedra en seco, es necesario que se creen leyes específicas para la protección de este tipo de construcciones, para controlar su conservación, intervenciones inadecuadas o su total destrucción.

Hace años que en muchos lugares se están sensibilizando sobre este problema y se realizan regularmente congresos para estudiar la evolución y lo realizado, los últimos son:

II Congreso Nacional de Arquitectura Rural en Piedra en Seco, realizado el año 2004 en Pegalajar (Jaen).
X Congreso Internacional de Piedra Seca, celebrado el 2006 en Montalban (Teruel).

Desde el año 1963 cuando la Asamblea General de la UNESCO aprobó la Recomendación para “la protección de la belleza y del carácter de los lugares y paisajes”, donde por primera vez se planteaba la necesidad de la conservación de la arquitectura tradicional y de que las nuevas construcciones estén en armonía con el conjunto, han ido apareciendo legislaciones o recomendaciones tanto a nivel Internacional, Europeo, Nacional o Autonómico para proteger este patrimonio.

La LEY 4/1998, del 11 de junio, de la Generalitat Valenciana, del Patrimoni Cultural Valencià, en el Título I,Capítulo I, artículo 1 dice: “El patrimonio cultural valenciano está constituido por los bienes muebles e inmuebles de valor histórico, artístico, arquitectónico, arqueológico, paleontológico, etnológico, documental, bibliográfico, científico, técnico, o de cualquier otra naturaleza cultural, existentes en el territorio de la Comunidad Valenciana o que, hallándose fuera de él, sean especialmente representativos de la historia y la cultura valenciana.”

En el 1º Congreso Nacional de Arquitectura Rural en Piedra Seca – Albacete” (2001), se consiguió que los Directores Generales de Patrimonio Histórico de las Comunidades Autónomas de Valencia, Canarias, Murcia y Castilla la Mancha, subscribieran la “ Declaración Institucional sobre Arquitectura de Piedra en Seco”, ésto era un gran avance. Los Gobiernos regionales de estas Comunidades Autónomas se comprometían a “Impulsar el desarrollo de la candidatura de la construcción tradicional de piedra en seco con objeto de su declaración como Patrimonio de la Humanidad”

En las Jornadas Europeas de Piedra Seca, celebradas en 2002 en Tarragona, se aprobó la Declaración de Tarragona en donde entre otros puntos se proponía a la UNESCO, a la Comisión Europea y al Consejo de Europa “la protección de las obras en piedra seca que presenten un estado óptimo de conservación en cada territorio, como monumentos históricos irrepetibles de altísimo valor medioambiental, cultural y social”.


En el Plan General de Ordenación Urbanade Fanzara del año 2001, no aparece ninguna referencia específica sobre las construcciones de piedra en seco, sin embargo en su Artículo 4.1.30.4 dice “Nivel de Protección ambiental PA: Afecta a las construcciones y recintos que aun sin presentar en si mismo un especial valor, contribuyen a definir un ambiente valioso por su belleza, tipismo o carácter tradicional”. Creemos que de esta forma está implícita la piedra en seco por sus características, faltaría que se catalogarán, además como de Protección Integral las construcciones más representativas.

En paralelo a las instituciones oficiales se ha producido también un movimiento asociativo, a nivel europeo, que promueve el estudio, debate y la conservación del Patrimonio de la Piedra Seca, nombremos algunas de ellas:

Fundació el Solà, La Fatarella (TARRAGONA)
Asociación Cultural Grevol de Vistabella.
Agrupación Ecologista GEVEN, Baix Penedès
Sección Mediambiental ADF La Bisbal

Caseta de piedra del Muladrar

1.8. OBJETIVO DEL TRABAJO

En Fanzara, desgraciadamente, el patrimonio cultural que tenemos no es muy importante tanto en cantidad como en calidad, con alguna pequeña excepción, de ahí que tengamos la obligación de conservarlo para nuestras generaciones posteriores, como mínimo como lo hemos recibido.

Los objetivos de este trabajo serán dar a conocer que es la piedra seca, los diferentes tipos de construcciones, la técnica constructiva y hacer un inventario por lo menos de las más representativas. Seguramente quedarán más de una por descubrir, sobre todo como está de perdido el término.

Sin embargo unos objetivos más amplios, algunos fuera de mi alcance deberían ser:

�� Un inventario completo de la arquitectura rural realizada con piedra seca.
�� Una selección de las construcciones más representativas para realizar un estudio más
en profundidad.
�� Un programa de protección, rehabilitación y mantenimiento de esas construcciones.
�� Una divulgación de toda esta información a la sociedad para que la conozca, la disfrute y la proteja.

METODOLOGÍA

La metodología que vamos a seguir en este trabajo es:

1. Una investigación recorriendo el término de Fanzara y la información oral de las
personas mayores, de la existencia de construcciones de piedra en seco.
2. Localización topográfica de la construcción en las coordenadas UTM y localizarlas en el mapa.
3. Limpiar la zona en donde se encuentra la construcción, si fuese necesaria, y obtener una serie de información como fotografías, dimensiones, estado de conservación, etc. todo esto recogido en una ficha.
4. Realizar una división de las diferentes construcciones mediante el estudio de las tipologías constructivas, usos, etc.
5. Recopilar toda esta información y darla a conocer.

GLOSARIO DE TÉRMINOS

ABANCALAR
Realizar bancales en un terreno yermo.

ALACENA
Agujero excavado en la pared que sirve para guardar cosas, puede tener puertas.

ALJEZAR
Horno de yeso, por extensión la zona donde hay o se extrae la piedra de yeso

ALJEZÓN
Trozo de yeso ya calcinado en el horno y es sobrante de la construcción.

ALJUB
Depósito de forma cuadrada o rectangular excavado en la tierra que sirve para recoger el agua de lluvia.

ARCO
Estructura en forma de arco que cubre la parte superior de un vano entre dos puntos fijos.

ARREBASAR
Convertir un terreno yermo en cultivable mediante la extracción de las piedras, malea y disminuyendo la pendiente. Cuando hablamos de arrebasar ribazos, nos referimos a levantar en altura un ribazo ya construido que con los años se ha colmatado y la tierra es arrastrada por la escorrentía.

ARREGLADORES DE PIEDRA
Personas que se dedicaban a trabajar en sus diferentes tipologías la piedra en seco.

ARREPLEGAR PIEDRA
Se dice a la acción de extraer y recoger la piedra del terreno mediante la herramientas necesarias, se podían utilizar posteriormente para la construcción de ribazos, casetas, etc. o dejarlas en un montón para que no molesten al labrar.

ARREOS
Las guarniciones y otros elementos que se ponían en las caballerías para realizar las diferentes funciones, en nuestro caso el transporte de piedras de diferentes formas, bien arrastrando o a lomos del animal.

ASENTAR
Colocar en su lugar y posición definitiva las piedras de forma que estén estables y puedan soportar el peso posterior.

AZAGADOR
Camino de gran amplitud en donde transitaban las ovejas sobre todo se utilizaban cuando realizaban la transhumancia hacia Aragón. Debido a la amplitud podían pastar en cierto modo.

BALMA
Pequeño abrigo o concavidad situada en una pared rocosa que podía servir de refugio.

BANCAL
Rellano de tierra que queda delimitado entre dos ribazos y es aprovechado para el cultivo.

BANCALERO DE PIEDRA SECA
Persona que se dedicaba a realizar ribazos, en Fanzara no han existido personas profesionales de la piedra seca, pero si algunos que eran más hábiles en la técnica de la piedra seca.

BARBACANA
Talud de tierra que separa dos bancales, su función es disminuir la pendiente de los bancales, se conserva la vegetación espontánea para evitar la sulsida.

BARRENA
Barra de hierro de sección redonda con la punta acerada en prisma de dos metros de largo. Se utiliza para realizar agujeros por percusión.

BASTE
Arreo en forma de albarda que se colocaba a lomos de la caballería sobre el cual se colocaba la carga y servía para evitar rozaduras al animal.

BRANCAL
Escalón o peldaño que se encuentra en la puerta de las casas. También se le llama a las jambas de la puerta.

CABALLON
Lomo de tierra que se hace con la jada o con una caballonadora para encauzar el agua de riego o de lluvia.

CALERA
Horno de cal que partiendo de piedras calcáreas se obtiene mediante calcinación la cal.

CALICANTO
Muro de mampostería utilizando piedra, arena y cal.

CAMINO EMPEDRADO
Camino cuyo firme se encuentra cubierto de piedras colocadas en cuña.

CANASTO
Recipiente tejido con mimbre de poca profundidad con la boca ancha y dos asas.

PIEDRAS CANTONERAS
Piedras grandes y talladas en escuadra que se utilizan en las esquinas.

CAPAZO
Recipiente tejido de palma con dos asas.

CANTO RODADO
Piedra redondeada por la acción de la erosión del agua.

CASETA DE PIEDRA
Caseta realizada con piedra seca y con cubierta de falsa vuelta.

CLAVE
Piedra que cierra la construcción de un arco.

CLOTÁ
Bancal o zona de tierra situada en las partes bajas y se caracteriza por tener mejor tierra.
También se le conoce por Hoya.

CLOT
Agujero en el suelo bien natural o artificial en tierra calcárea y en donde se recogía agua de lluvia. También se le puede llamar clocha

CORDEL
Cuerda o hilo que sirve como referencia para alinear ribazos o marcar el contorno de la base de la caseta de piedra.

DESAGUADOR
Abertura practicada en la parte inferior de una pared para que pueda salir el agua de lluvia.

DESPEDREGAR
Limpiar de piedras un terreno tanto piedras de gran tamaño como de ripio.

ENTRADOR
Rampa que facilita el acceso a una finca o de un bancal a otro.

ERA
Terreno llano, redondeado y limpio situado en zonas altas y destinado a trillar el trigo.

ESCALERA
Escalones de piedra seca realizados e insertos en el ribazo para acceder de un bancal a otro.

ESCARPE
Herramienta de sección plana y acabada en bisel doble acerado.

FALCA
Piedras de pequeño tamaño que se utilizaban para asentar las piedras de mayor tamaño.

FALSA CÚPULA
También conocido por falsa vuelta, consiste en cubrir la cúpula por aproximación de losas o puestas en cuña.

HITA
Piedra que indica la partición o límites de una finca.

JADA
Pieza de hierro con un borde acerado y afilado en la punta, de forma plana con un mango de madera.

JADA ESTRECHA
Herramienta de hierro con una lámina más estrecha que la jada y en la parte contraria un filo para cortar.

LEGONA
Especie de jada pero con la lámina muy ancha.

LOSA
Piedra llana y de poco grosor.

MACETA
Martillo con cabeza de dos bocas iguales y mango corto, que usan los canteros para golpear el cincel o para retocar la piedra.

MACHO
Animal híbrido de la yegua y burro o de burra y caballo.

MANGO
Parte de una herramienta generalmente de madera que sirve para asirla.

MAZA
Martillo muy grueso que usado con las dos manos sirve para romper grandes piedras, también se le conoce como mallo.

PALA
Instrumento compuesto de una plancha de hierro, comúnmente de forma rectangular o redondeada, y un mango grueso, cilíndrico y más o menos largo, según los usos a que se destina.

PARED
Obra hecha con piedra en seco y en vertical.

PEDREGAL
Lugar donde se amontona la piedra de forma desordenada realizado por el agricultor o por la propia naturaleza.

PEDRERA
Lugar de donde se extrae la piedra para la construcción, también se le llama al artilugio que se utilizar para cargar piedras a lomos de la caballería.

PERPAL
Barra de hierro con una punta en bisel que se utiliza para mover piedras mediante el uso de la palanca.

PERPALINA
Un perpal pequeño que se utiliza con una sola mano para levantar las piedras y calzarlas.

PESEBRE
Lugar donde se pone la comida a las caballerías.

PICO
Instrumento formado por una barra de hierro o acero, de unos 60 cm de largo y 5 de grueso, algo encorvada, aguda por un extremo y con un ojo en el otro para enastarla en un mango de madera.
Es muy usado para cavar en tierras duras, remover piedras, etc.

PUNTERO
Instrumento de acero, a manera de punzón de marcador, que tiene boca cuadrangular.

PIEDRA
Sustancia mineral, más o menos dura y compacta

PIEDRA TRAVESERA
Piedra de gran tamaño que tiene dos caras al exterior de la pared.

PISÓN
Instrumento pesado y grueso, de forma por lo común de cono truncado, que está provisto de un mango, y sirve para apretar tierra, piedras, etc.

POZO
Perforación vertical que se hace en la tierra para buscar una vena de agua.

RAFIL
Coronamiento compuesto por un voladizo.

RAMPA
Plano inclinado dispuesto entre dos niveles para subir y bajar por él.

RASA
Especie de acequia de tierra reforzada con piedras para encauzar el agua.

RASTRILLO
Instrumento compuesto de un mango largo y delgado cruzado en uno de sus extremos por un travesaño armado de púas a manera de dientes, y que sirve para recoger hierba, paja, broza, ripio, etc

RIBAZO
Muro de contención realizado con piedra seca de un bancal.

RIPIO
Pequeñas piedras o restos que quedaban al romper la piedra grande, también se conoce como cascajo.

RULO
Cilindro de piedra de gran tamaño que se utilizaba para apisonar la tierra.

SALERA
Piedra plana de gran tamaño en donde se depositaba la sal para alimento del ganado.

SALTADOR
Piedras planas colocadas sobresaliendo del ribazo formando peldaños al aire

SOLANA
Terreno orientado hacia el sur-este y en donde el sol da de lleno.

SULSIDA
Ribazo o pared que por cualquier causa ha caido.

TALUD
Inclinación del paramento de un muro o de un terreno

PARAVIENTOS
Pared construida para resguardarse del aire del norte.

TASCON
Pieza de hierro en forma de cuña para abrir la piedra por una junta.

TRILLO ARRASTRAR PIEDRA
Instrumento para arrastrar piedra compuesto por dos palos paralelos con travesaños sobre los que se colocaba la piedra a transportar.

UMBRÍA
Terreno orientado al noroeste con poco sol.

VALONA
Pared de piedra seca y circular que rodea a la sueca de un árbol.

YUGO DE ARRASTRE
Instrumento en forma de Y con travesaños sobre los que se colocaba la piedra y era arrastradopor la caballería
.

José Mª Guarque Porcar